Cortesia: Mundos del Tarot

La tradición basada en hallazgos arqueológicos nos cuenta que el dios Thot elaboró un libro con 78 láminas de oro llamado “El libro de Thot”, en el que aparecían los secretos de la vida del hombre.

La tradición hermética nos dicen que quedan dos claves por descubrir, de la astrología y del tarot, en el interior de la gran pirámide. En ésta hay un gran pasillo que conduce por debajo, a través de las patas de la Esfinge, a un templo egipcio. En las paredes de este pasillo hay tablas de las 108 cartas del Tarot, de las que solo conocemos 73 que constituyen el tarot exotérico, pero quedan 30, que desconocemos que formarían el tarot esotérico.

El Tarot Egipcio consta de 22 arcanos mayores y 56 arcanos menores. Los 22 arcanos mayores, que aquí te mostramos, se corresponden con los del resto de los Tarots, salvo alguna variación en el nombre, simbología y dibujos egipcios.

Los arcanos mayores muestran las virtudes y defectos del hombre terrenal, que deben ser superadas para la evolución del hombre hacia el hombre espiritual.


 

 

El mago
Representa el espíritu creador.

En posición normal significa: Capacidad de aplicar el poder a sus necesidades obteniendo resultados positivos. Destreza. Astucia. Voluntad fuerte. Confianza en si mismo. Habilidad.

En posición invertida significa: Incapacidad. Voluntad débil. Uso de decisión. Inseguridad. Ineptitud. Astrológicamente la conjunción Sol-Leo expresa creatividad, espontaneidad y ayuda a los demás. La letra hebrea Aleph se refiere al impensable principio de la vida y la muerte.
La suma sacerdotisa
Representa el misterio en lucha con lo desconocido.

En posición normal significa: Sabiduría. Sentido común. Intuición. Serenidad. Previsión. Experiencia. Percepción. Compenetración total.

En posición invertida significa: Conocimientos vagos. No profundización. Ignorancia. Egoísmo. Falso orgullo. Superficialidad. Astrológicamente la conjunción Luna-Cáncer expresa sensibilidad. La letra hebrea Beth se refiere a la iluminación.
La emperatriz
Representa el espíritu intuitivo.

En posición normal significa: Fertilidad. Embarazo. Producción material fértil. Progreso femenino. Madre. Hermana. Esposa. Matrimonio. Mujer de negocio. Práctica. Decisión. Intuitiva.

En posición invertida significa: Acción estéril. Inactividad. Guerra. Pobreza. Infertilidad. Infidelidad. Pérdida de posesiones materiales. Astrológicamente la conjunción Júpiter-Sagitario expresa optimismo. La letra hebrea Ghimel se refiere al dinamismo y la animación.
El emperador
Representa el espíritu autoritario.

En posición normal significa: Control, Autoridad. Capacidad y Confianza. Riqueza. Estabilidad. Padre autoritario. Hermano. Esposo. Fuerza. Convicción. Consecución de metas.

En posición invertida significa: Inmadurez. Dependencia. Falta de controlar emociones mezquinas. Astrológicamente la conjunción Uranio-Acuario expresa independencia innovación. La letra hebrea Deleth se refiere al poder.
La justicia
Representa el espíritu equilibrado.

En posición normal significa: Justa recompensa. Armonía. Equidad. Virtud. Honor. Virginidad. Buenas intenciones. Consejo. Autosatisfacción. Buena salida legal y económica.

En posición invertida significa: Recompensación injusta. Injusticia. Ingratitud. Juicio severo. Abuso. Mala salida legal o económica. Astrológicamente la conjunción Saturno-Capricornio expresa prudencia y sacrificio. La letra hebrea Heth se refiere al entendimiento.
El hierofante
Representa el espíritu convencional.

En posición normal significa: Conformismo. Ortodoxia. Ritualismo. Tradicionalismos. Ceremonias. Bondad. Amabilidad. Inspiración. Servidumbre. Falta de comunicación. Timidez. Prudencia.

En posición invertida significa: No convencional. Originalidad. Apertura a lo nuevo. Despreocupación. Fragilidad. Susceptibilidad. Impotencia. Astrológicamente la conjunción Mercurio-Virgo expresa discusión. La letra hebrea He se refiere al arquetipo de la vida universal.
La indecisión
Representa el espíritu tentado por la carne.

En posición normal significa: Amor responsable. Amor puro. Altruismo. Belleza. Humor. Posible idilio. Lucha entre amor sagrado y profano, entre vida exterior e interior. Anhelo. Pasión.

En posición invertida significa: Amor irresponsable. Pasión. Capricho. Infidelidad. Separación. Interferencia de otros. Ruptura amorosa. Planes imprudentes. Astrológicamente la conjunción Venus-Tauro expresa belleza. La letra hebrea Van se refiere a la ley natural.
El carro
Representa el espíritu victorioso.

En posición normal significa: Victoria. Fama. Adversidad posiblemente superada. Influencia conflictiva. Venganza. Exilo. Enemigos derrotados.

En posición invertida significa: Derrota. Desastre. Deseo sexual. Astrológicamente la conjunción Neptuno-Piscis expresa sensibilidad e idealismo. La letra hebrea Zhain se refiere al triunfo misterioso, abre el campo a cualquier posibilidad.
El hermitaño
Representa el espíritu guía.

En posición normal significa: Iluminación. Consejos. Prudencia. Sabiduría. Precaución. Abnegación. Poseedor de secretos. Incapacidad de enfrentarse a los hechos.

En posición invertida significa: Oscuridad. Soledad. Juicio incorrecto. Precipitación. Astrológicamente la conjunción Marte-Aires expresa libertad, guerra. La letra hebrea Teth se refiere a la impenetrabilidad.
La rueda de la fortuna
Representa el espíritu en pugna con el destino.

En posición normal expresa: Éxito. Suerte inesperada. Felicidad. Cambio favorable. Ganancias especiales o pérdidas insólitas. Avance. Inevitabilidad.

En posición invertida significa: Fracaso. Depresión. Monotonía. Irregularidad por causas inesperadas. Altibajos de fortuna. Astrológicamente la conjunción Plutón-Escorpio expresa comienzo desastre. La letra hebrea Iod se refiere a la compensación.
La fuerza
Representa el espíritu dominante, venciendo todo obstáculo.

En posición normal significa: Dominio espiritual. Fuerza moral. Valor. Convicción. Energía. Determinación. Comportamiento ético. Celo Fervor. Conquista. Heroísmo. Virilidad. Resolución. Fuerza física.

En posición invertida significa: Debilidad moral. Mezquindad. Comportamiento inmoral. Abuso se poder. Enfermedad. Tiranía. Impotencia. Falta de fe. Astrológicamente la conjunción Aires-Sol expresa Sabiduría a medias. La letra hebrea CAAP se refiere al convencimiento par afrontar lo que llegue.
El apostolado
Representa el espíritu sacrificándose y renunciando.

En posición normal significa: Renuncia o sacrificio. Vida en suspenso. Apatía. Torpeza. Aburrimiento. Abandono. Sacrificio. Arrepentimiento. Reajuste. Mejora. Rendición.

En posición invertida significa: Ausencia de sacrificio. Egoísmo. Arrogancia. Autosatisfacción. Falta de dedicación. Falsa profecía. Astrológicamente la conjunción Tauro-Luna, expresa la oposición ley leyes. La letra hebrea Lamed se refiere al sacrificio y autocontrol.
La muerte
Representa el espíritu en renovación.

En posición normal significa: Renovación. Cambio inesperado. Pérdida. Fracaso. Final de una situación familiar o amistad. Pérdida de ingresos. Enfermedad. Posible muerte.

En posición invertida significa: Indolencia. Apatía. Estancamiento. Inmovilidad. Cambios lentos. Inercia. Criterio inflexible. Astrológicamente la conjunción Géminis-Mercurio expresa transmutación. La letra hebrea Men se refiere al agua sanadora y purificadora.
La templanza
Representa el espíritu moderándose y adaptándose.

En posición normal significa: Moderación. Paciencia. Paz interior. Administración. Compatibilidad. Armonía. Fusión. Confianza. Buenos presagios. Imagen materna y paterna.

En posición invertida significa: Discordia. Conflicto. Hostilidad. Impaciencia. Falta de adaptación. Astrológicamente la conjunción Cáncer-Júpiter expresa correspondencia. La letra hebrea Nun se refiere a la condensación de lo universal en lo particular.
El mal
Representa el espíritu encadenado.

En posición normal significa: Encadenamiento al mal, a veces voluntario. Maldad. Ruina. Fracaso. Esclavo de lo material. Sentimiento de culpa. Violencia. Auto castigo. Incapacidad para fijarse metas. Falta de principios. Autodestrucción.

En posición invertida significa: Curación de una enfermedad. Liberación de ligaduras. Tregua. Abandono de lo físico por lo espiritual. Elevación sobre trabas insuperables. Astrológicamente la conjunción Leo-Neptuno expresa vibración. La letra hebrea Samekh se refiere al agente femenino de al fertilidad.
La fragilidad
Representa el espíritu frente a la catástrofe.

En posición normal significa: Cambio brusco y repentino. Destrucción. Bancarrota. Ruptura de relaciones. Sucesos inesperados. Adversidad. Interrupción. Pérdida de dinero, amor o afecto.

En posición invertida significa: Peligro inminente de destrucción. Catástrofe menor. Conflicto. Vida rutinaria. Opresión continuada. Astrológicamente la conjunción Virgo-Mercurio expresa capacidad mental. La letra hebrea Ain se refiere a la vigilancia y a lo temporal.
La esperanza
Representa el espíritu dotado de esperanza.

En posición normal significa: Fe. Esperanza. Inspiración. Buena salud. Amor espiritual. Altruismo. Idealismo. Optimismo. Brillantes perspectivas.

En posición invertida significa: Odio. Obstinación. Esperanzas no cumplidas. Decepción. Capricho. Astrológicamente la conjunción Libra-Saturno expresa la suerte. La letra Phe, se refiere a la fe.
La luna
Representa el espíritu imaginativo e inspirado.

En posición normal significa: Inspiración. Imaginación. Intuición. Peligros imprevistos. Precaución. Engaño. Egoísmo. Falsas promesas. Calumnias. Desgracia. Superficialidad. Peligro. Explotación.

En posición invertida significa: Escepticismo. Actitud práctica. Rechazo de la intuición y lo paranormal. Decepción de menor importancia. Errores insignificantes. Aprovecharse de alguien. Astrológicamente la conjunción Escorpio-Urano, expresa el todo. La letra hebrea Tsade se refiere al magnetismo.
El sol
Representa el espíritu en paz y feliz.

En posición normal significa: Paz. Felicidad. Amor puro. Prosperidad. Éxito. Relaciones favorables. Alegría. Buenos amigos. Color. Sinceridad. Celebración. Logros en las artes.

En posición invertida significa: Infelicidad. Intranquilidad. Soledad. Falta de amistad. Futuro sombrío. Planes anulados. Ruptura amorosa posible. Astrológicamente la conjunción Sagitario-Plutón, expresa la generación universal. La letra hebrea Quoph se refiere a la búsqueda misteriosa.
El juicio final
Representa el espíritu dotado de conciencia cósmica.

En posición normal significa: Fe en la supervivencia después de la muerte. Posible conducta injusta con los demás. Reconocimiento. Deseo de inmortalidad. Sentencia legal favorable.

En posición invertida significa: Temor a la muerte. Falta de felicidad y tranquilidad en la vejez. Retraso. Disgusto. Robo. Divorcio. Astrológicamente la conjunción Capricornio-Marte, expresa capacidad mental y vibración. La letra hebrea Resch se refiere a la liberación.
La tramitación
Representa el espíritu dejando atrás el mundo material.

En posición normal significa: Triunfo. Paz interior. Realización. Perfección. Éxito después del esfuerzo. Seguridad. Cumplimiento. Premio de un duro trabajo. Vida eterna.

En posición invertida significa: Fracaso. Estancamiento. Inseguridad interior. Temores. Imperfección. Falta de visión. Incapacidad para coronar un trabajo. Astrológicamente la conjunción Acuario-Neptuno, expresa falta de conocimiento. La letra hebrea Shin se refiere a cambios cósmicos.
El loco
Representa el espíritu encarnado.

En posición normal significa: Locura. Extravagancia. Irreflexión. Delirio. Inseguridad. Pasión. Frivolidad. Entusiasmo. Enfrentamiento a una decisión importante.

En posición invertida significa: Elección equivocada. Indecisión. Apatía. Astrológicamente la conjunción Piscis-Venus, expresa la razón y el respeto. La letra hebrea Thaw se refiere a la comprensión del todo.